.

Guía de Perplejos: Nos vemos en la convención republicana

Me preguntaron después de la victoria de Rick Santorum en las primarias republicanas de Alabama y Mississippi esta semana: ¿ya está? Entonces, ¿gana Santorum?

Me preguntaron después de la victoria de Rick Santorum en las primarias republicanas de Alabama y Mississippi esta semana: ¿ya está? Entonces, ¿gana Santorum? ¿O son sus victorias son patadas de ahogado?

Pues como dicen los anglófilos: not so fast.

O mejor dicho: ni una cosa ni la otra, sino todo lo contrario.

Es decir: en la batalla para ser quien encabece la lista republicana en las elecciones presidenciales de noviembre -y desafíe al titular Barack Obama por el puesto más poderoso del mundo- detrás de las imágenes de sonrisas y victorias, hay una realidad implacable que confronta la cantidad de delegados conseguidos hasta ahora por los delegados con la necesaria para asegurarse la nominación.

Del 27 al 30 de agosto se realizará en Tampa, Florida la convención republicana nacional. Ahí, se aprobará la plataforma programática del GOP (Good Old Party, apodo de los republicanos), se votará por cambios en los estatutos, se atacará la gestión del Presidente Obama y finalmente, en el acto final y más importante, se elegirá al candidato del partido para los comicios del 6 de noviembre.

En la convención estarán representados los 50 estados del país, junto con territorios como Guam, las islas Vírgenes estadounidenses, las Islas Mariana del Norte, la Samoa estadounidense, el distrito de Columbia (Washington DC) y Puerto Rico. El tamaño relativo de cada delegación está determinado por el de su población. Así, California tendrá 172 delegados y Texas 155, mientras que estados diminutos como New Hampshire, Delaware o Rhode Island tienen 12, 17 y 19 respectivamente. Y son estos delegados quienes votarán por el candidato que desean.

Como el número total de delegados es de 2,286, son necesarios 1,144 –la mitad más uno- para obtener la mayoría y asegurarse la candidatura.

La votación en las llamadas primarias republicanas se ha estado desarrollando desde el 3 de enero – con las asambleas electorales en el estado de Iowa que ganó Santorum por 30 votos – estado por estado. En cada elección lo que se define es cuántos delegados comprometidos a apoyarlo se lleva cada uno de los candidatos.

Por primera vez, este año, casi todos los estados adjudican los delegados de manera proporcional y no absoluta. Es decir, que incluso los perdedores se llevan delegados, solamente que menos que el ganador. Si la victoria del ganador es aplastante, se lleva considerablemente más delegados.

En cambio, la adjudicación absoluta sería que el ganador se llevase todos los delegados de tal o cual estado. Esto es lo que sucede, por ley federal, en las elecciones nacionales a presidente: the winner takes it all.

Y en este momento, Mitt Romney encabeza tranquila y cómodamente a los cuatro candidatos sobrevivientes de la decena que comenzó la campaña, con 495 delegados. Le sigue a la distancia Santorum con 252, luego Gingrich con 131 y cierra el congresista texano Ron Paul, con 41. Romney ganó en 14 contiendas estatales, Santorum en 10, Gingrich en 2 y Paul en ninguna.

La ventaja de Romney, obviamente, se reducirá si no sale primero en cada uno de los votos entre ahora y el 26 de junio (Utah, el último en votar). Pero esa reducción es lenta y mínima. Primero, porque él también se va llevando delegados. Y segundo, porque el voto "anti-Romney" o ultra-conservador se divide entre Santorum y Gingrich.

Además, Romney tiene una ventaja absoluta en cantidad de apoyos que ha recibido de funcionarios republicanos (102, contra 4 de Santorum, 12 de Gingrich y 4 de Paul) y lo que es más importante, en dinero a su disposición para gastar en la campaña. De hecho, Romney ha estado gastando dos, tres y hasta cinco veces (en Florida) más que sus contrincantes: muchos millones de dólares para llevarse la victoria. Es, de hecho, el candidato del "establishment" republicano.

¿Quiere eso decir que, entonces, la contienda está terminada y que Santorum es una efímera estrella en el firmamento político?

¡No! Por eso decía not so fast. Y ahora digo: hold your horses.

Incluso si, contrariamente a lo que ha declarado repetidamente, Newt Gingrich se retira de la contienda y se compromete a apoyar a Santorum, Romney llegaría a la convención de agosto con una considerable ventaja.

Pero podría pasar lo impensable; algo que no sucedió desde 1976, cuando el entonces presidente Gerald Ford necesitó un voto especial para imponerse a Ronald Reagan y constituirse en el candidato (perdió a Jimmy Carter).

Romney podría no tener suficientes votos para formar una mayoría. Es decir, podría no tener 1,144 delegados (a la fecha, le faltan 649).

En ese caso, la convención deberá decidir independientemente del resultado de las primarias.

Eso se llama brokered convention, o convención negociada. Y si sucede, se debería votar y votar hasta que alguien obtenga la mayoría. En 1924, la convención demócrata requirió 103 votaciones para por fin decidirse por su candidato de compromiso, un tal John W. Davis, quien perdió al presidente Calvin Coolidge.


Incluso, la convención negociada podría elegir a un quinto candidato, alguien que no participa en la campaña. Como Sarah Palin. Es por eso que a Palin, cuando se le preguntó recientemente – en su estado de Alaska, después de votar por Gingrich – si aceptaría ser candidata presidencial en ese caso, se le hizo visiblemente agua la boca, cuando contestó, sonriente, que sí:

"Todo es posible. No cierro ninguna puerta que quizás se abra allá, de modo que, no, no cerraría aquella puerta".

Así que, como dijo Palin, todo está abierto: everything is possible.

Que es lo que queríamos demostrar.

This post is contributed by a community member. The views expressed in this blog are those of the author and do not necessarily reflect those of Patch Media Corporation. Everyone is welcome to submit a post to Patch. If you'd like to post a blog, go here to get started.

Boards

More »
Got a question? Something on your mind? Talk to your community, directly.
Note Article
Just a short thought to get the word out quickly about anything in your neighborhood.
Share something with your neighbors.What's on your mind?What's on your mind?Make an announcement, speak your mind, or sell somethingPost something
See more »